Vecinos de zona 8 enfurecidos con Barreto

Una pequeña lluvia volvió a hacer estragos en las calles de la ciudad. Los vecinos del barrio Unanue, en zona 8, hicieron sentir su bronca hoy por la mañana temprano. Se comunicaron directamente con el obrador, el intendente Diego León Barreto, el secretario de obras públicas, Oscar Bruno y Funes 24.

Mientras las elecciones legislativas tocan a la puerta, el intendente hace jueguito para la tribuna denunciando a la gestión anterior en los principales medios de la ciudad y no da respuestas eficientes a los vecinos.

El mes pasado los vecinos de las calles Arana y Quesada creyeron que por fin una parte de sus problemas habían terminado cuando una cuadrilla de trabajadores municipales trabajaron eficientemente día tras día en tareas de zanjeo. Ese trabajo dejó mucha tierra suelta sobre la calle. Algunas cuadras fueron cubiertas con piedras rojas, pero el trabajo se detuvo hace aproximadamente una semana y pasó lo que los vecinos venían temiendo: una lluvia que no fue copiosa ni mucho menos hizo intransitable la calle Arana, fundamentalmente en su intersección con Patricios.

Los vecinos organizados en un grupo de Whatsapp descargaron su bronca contra el intendente y la ineficiencia de los trabajos:

Una vecina escribió: «Esto no da para mas !!!!, calamitoso estado d la calle Arana. Parece una tomada de pelo. Se arregló calle Quesada de punta a punta cuando no era necesariamente urgente. Convenimos como arreglo inmediato Arana entre patricios y Humaitá, priorizando su arreglo por el nefasto estado.
Hoy 9/6 tres autos varados, niños sin poder ir al colegio. No se puede mas!!!! Trato de ser lo mas respetuosa posible, pero es una burla y tomada de pelo lo que nos han hecho a los vecinos. Desde el día viernes que nadie está trabajando en nuestra zona. Esto se hubiera prevenido. No se puede vivir como en 1810», remató

Otra vecina se quejaba: «el poco trabajo que han realizado no ha servido para nada… ineficiencia pura!!!! volvemos para atrás como en varias ocasiones… nosotros ya hemos reclamado!!!! Espero den una solución lo antes posible, no se puede vivir más con la incertidumbre de si vamos a poder salir de nuestra casa, penoso…»

Otro vecino acotaba que «Incluida Quesada, ya arreglada, es intransitable!» Por lo tanto no sólo los arreglos se detuvieron, sino que los arreglos que se habían completado estaban mal encarados y no por falta de esfuerzo de los trabajadores sino por falta de piedras o de un trabajo completo de planeamiento y ejecución de la obra que repare completamente las calles y no sean sólo emparches igual de costosos.

Bruno le dijo a los vecinos que «me encantaría poderte decir ‘el lunes tenés una máquina ahí’, pero no se si lo voy a poder hacer. Yo lo que te digo es que de acá a 15 días este trabajo lo tenés hecho. Yo por estar acá no tengo superpoderes».

Una serie de preguntas surgen de estas declaraciones: ¿Cómo alguien que empieza una obra y la deja inconclusa complicándole la vida a decenas de personas puede decirle en la cara a uno de los damnificados que no se lo puede solucionar en tres días?; ¿Qué pasa si un vecino necesita una ambulancia: las ambulancias son 4×4 o el paciente deberá esperar 15 días para poder ser trasladado?; ¿Qué pasaría si alguno de los vecinos tuviera movilidad reducida?;¿Un secretario de obras públicas no tiene las facultades suficientes como para asegurar que una obra que comienza se termine?, ¿Es eso acaso un «superpoder»?

Y, por último, la pregunta más importante de todas: ¿Barreto intentará volver a echarle la culpa de la inoperancia de su gestión a los vecinos por no pagar la TGI en tiempo y forma? Esperemos que no. Esperemos que haga lo que se supone que alguien con su nivel de responsabilidad institucional debe hacer. Esperemos que el intendente hoy mismo le de la orden a su secretario de obras públicas para que los trabajos se retomen cuanto antes. Los vecinos están alerta.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.