Polémica por la cesión de tierras a un club

La intención de cederle a la agrupación Defensores de Funes un predio en el barrio Villa Elvira generó una polémica inusitada. Ahora se sumó el edil Roly Santacroce, quien castigó a sus pares Luis Dolce y Juan Ignacio Rímini por dejar caer la sesión del martes para que el proyecto no se apruebe.

 

Por la ausencia de la concejala Ana Martelli y el retiro de Dolce y Rímini, no hubo quórum en la última sesión del Concejo, dijo el edil del Frente Para la Victoria.

 

Por ende, no se trató la iniciativa para cederle a título de uso precario a Defensores de Funes el espacio verde delimitado por calles Buenos Aires, Maipú, Las Rosas y Boulevard Mitre.

 

“La sesión no se pudo llevar a cabo porque dos concejales se retiraron cuando ya estábamos dentro del recinto, Dolce y Rímini. Y Martelli ya había avisado que no podía venir porque tenía un problema familiar”, dijo Santacroce, al tiempo que reconoció que “hubiese sido importante terminar el primer semestre del año legislativo debatiendo un proyecto como este, cuando la idea era abrir comisión y que se trate sobre tablas”.

funes 6929_infofunes_large

Asimismo, recordó que “en muchas oportunidades, cuando (Diego) Barreto era concejal, le pedimos a la entonces intendente (Mónica) Tomei que nos envíe un listado con las tierras fiscales con las que cuenta la ciudad. Ese mismo pedido se lo hice hace treinta días al ahora intendente Barreto. Llamativamente, nunca me contestó. Por eso tomé la iniciativa para un espacio que llamamos San Patricio, un predio muy importante en Villa Elvira, sea cedido en uso precario hasta 2019, con una prórroga acordada hasta 2023, a una institución que trabaja mucho, que hace mucho por los funenses”.

 

“Mucho se ha escrito sobre los chicos y el deporte, sobre la inclusión, sobre la necesidad de educar y contener, sobre el rol de los padres en este tipo de instituciones formativas. Faltaba entonces la pata política, y por eso la presentación del proyecto, para darle un salto de calidad a la vida de Defensores de Funes. Pero la realidad volvió a darse de frente con la política en el Concejo”, abundó el edil referente del PJ.

 

Y agregó: “Discutir el proyecto y, en el mejor de los casos, aprobarlo, era un gesto enorme de la política, del Estado, en medio de una situación cuanto menos compleja, muy complicada desde el punto de vista económico. Era una muy buena oportunidad para acercarnos más a la sociedad”.

 

“La ciudad no se merece que dos concejales se hayan retirado de la sesión como lo hicieron; no se lo merecen los chicos. No tengo idea por qué lo hicieron, sobre todo, sabiendo que son dos personas jóvenes nacidas y criadas en nuestra ciudad. La gente los votó para que puedan ponerse a la altura de la circunstancias, y ayer demostraron que no lo están, dijo, y apuntó: “Parece que tienen doble identidad: en la calle dicen una cosa y en recinto hacen otra”.

 

Por otro lado, Santacroce recordó que, además de su proyecto, había una moción para aumentar de 2,5 a 4 pesos el aporte -item incluido en la TGI- que se realiza al fondo para el Centro del Discapacitado. Con la falta de quórum, tampoco se trató. “Es un tema muy sensible, porque sabemos que en este momento esa institución está teniendo problemas para pagarle a los profesionales que trabajan ahí. Parece que a Dolce y Rímini tampoco les interesa el destino del Centro de Discapacitados”, concluyó.

 

Fuente infofunes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.