Otra de Barreto: adjudicó irregularmente la obra de Illia

Movida estuvo la mañana en el Concejo y el Municipio: una de las empresas que perdió la licitación de la obra de repavimentación de Avenida Illia se reunió con los ediles (menos la ahora oficialista Martelli) para quejarse por «supuestas irregularidades» en la adjudicación de la obra. Los concejales terminaron hablando el tema con el intendente Diego León Barreto cara a cara en el Municipio, en una dura reunión que terminó en una fuerte discusión. Hasta ahora, las denuncias de los concejales quedarían una vez más restringidas a los medios de comunicación y jamás pisarían una fiscalía.

Representantes de la UTE Antonino Milisenda SA-Savyc SA, quién hizo la oferta más baja de las cuatro presentadas en la licitación por la repavimentación y boulevarización de Illia (casi 79 millones y medio de pesos), se reunieron con los concejales y reclamaron que se enteraron por los medios y no mediante una notificación correspondiente que el Municipio había «adjudicado y no preadjudicado» la obra a Rovial SA, quienes presupuestaron 80.9 millones, casi un millón y medio de pesos más. Lo que hasta ahora pocos han dicho es que la empresa Rovial S.A. integró la UTE ARSSA, la cual tuvo a su cargo la desastrosa autopista Rosario-Santa Fe. La empresa elegida por Barreto, además, ha tenido serias denuncias que van desde mala calidad e incumplimiento de plazos de obra hasta hechos de estafas.

¿En dónde radica la supuesta irregularidad? En que el Municipio – explicaron desde el Legislativo – debe preadjudicar la obra mediante decreto y notificarselo a todas las empresas postulantes, para así darle la posibilidad a las perdedoras de solicitar los fundamentos de la decisión, poder mejorar su oferta y así intentar ganar la licitación. Lo que la UTE reclama es que el Municipio habría salteado la preadjudicación y habría adjudicado directamente la obra a Rovial SA, sin darle la chance a las demás constructoras a que conozcan los fundamentos de la decisión y mejoren su oferta.

Los cinco concejales fueron hasta el Municipio de imprevisto, a buscar el decreto, pero no pudieron acceder al documento. «Ninguno lo vio», dijeron los ediles más tarde. Lo que sí pudieron fue reunirse con León Barreto, aunque sin mucho éxito ya que la reunión terminó en una fuerte discusión entre el edil peronista Juan Míguez y el propio intendente.

Dada la gravedad de la acusación, uno se permite ser optimista en cuanto a que el concejo tomará cartas en el asunto seriamente y no quedará todo en fuegos de artificio y jueguito para la tribuna de tiempos electorales.

 

FUENTE: Infofunes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.