Millonaria condena a Tierra de Sueños por no entregar un terreno

Una para el lado de la justicia. Deberá pagarle una fuerte suma de dinero a damnificados que compraron una parcela en el emprendimiento de Casilda. En Funes los vecinos de diversos barrios siguen batallando contra el municipio y los medios de comunicación que parecen comer de la mano de los grandes desarrolladores inmobiliarios.

La Justicia provincial condenó a las desarrolladoras inmobiliarias Tierra de Sueños – Aldic por no entregarles a compradores la posesión de un terreno en Casilda. En el contrato que habían firmado las empresas se comprometían a dárselo en 2012, pero siete años después aún siguen a la espera.

Los inversores planeaban hacer una casa de fin de semana pero cuando compraron el terreno no tenía planos, tramitación de permisos y tampoco estudios aprobados. Por los daños ocasionados Tierra de Sueños y Aldic deberán pagarles cerca de un millón de pesos, entre capital e intereses. También, tienen que devolverles las sumas abonadas y fueron condenados a pagar otros 500 mil pesos que serán distribuidos en partes iguales entre el resto de los compradores del loteo Tierra de Sueños Casilda.

Los conflictos de vecinos con Tierra de Sueños no son nuevos. En los últimos años las demandas judiciales se multiplicaron Rosario y la región por distintas faltas en los contratos firmados.

La condena
Según el portal Tiempo de Justicia, el fallo a favor de los clientes de Casilda fue en marzo en los Tribunales provinciales de Rosario.

En la resolución, el juez en lo civil y comercial Marcelo Quaglia explicó que la entrega de posesión se presentaba como “una obligación nuclear del contrato”, no solo por ser un acuerdo de compraventa, sino porque la transacción implicó para los compradores adquirir el terreno y “una calidad de vida que esperaban alcanzar”.

Según el fallo, el contrato establecía que la entrega de posesión debía hacerse en octubre de 2012. Pero seis años después nunca recibieron el terreno. Los compradores tenían proyectada una casa de fin de semana y para el juez que no hayan podido hacerla es parte de “las faltas” de las desarrolladoras inmobiliarias.

Además, cuando compraron el terreno Tierras de Sueños no tenía planos, tramitación de permisos y tampoco estudios aprobados. Para el juez las empresas demandadas “demostraron un actuar negligente y carente de profesionalidad” y por eso deberán pagar a los compradores cerca de un millón de pesos, entre capital e intereses. Y también devolverles las sumas abonadas.

El fallo incluye también un resarcimiento colectivo. Es que las empresas fueron condenadas “por daño punitivo” a pagar 500 mil pesos que serán distribuidos en partes iguales entre los compradores de todo el loteo Tierra de Sueños Casilda. El “daño punitivo” consiste en una multa, a los fines de “castigar a los proveedores de bienes y servicios que incurren en graves inconductas”.

En conflicto permanente
No es la primera vez que vecinos que invirtieron en los desarrollos inmobiliarios de Tierra de Sueños denunciaron faltas en los contratos firmados.

Cada vez que llueve el grupo de whatssapp que tienen los vecinos de Tierra de Sueños 2 y 3 en Roldán (ubicado en la autopista a Córdoba y la ruta A012) se llena de mensajes. El problema que los afecta es el mismo: la falta de mantenimiento y necesidad de completar las obras de zanjeo que después de seis años y un juicio contra la desarrolladora inmobiliaria aun no fueron resueltas.

“La empresa Aldic entregó los loteos sin terminar las obras en los barrios y el municipio no los controló. Las calles las hicieron hace 10 años y ya tienen problemas: cuando llueve no podemos circular porque se inundan y nos preocupa que no entren las ambulancias”, dicen los vecinos.

También en Puerto San Martín
En tanto, el año pasado llegaron a la Justicia reiterados reclamos de más de un centenar de vecinos del complejo Tierra de Sueños de Puerto General San Martín por incumplimiento en la instalación de servicios y del final de distintas obras. A mediados de 2018 los damnificados le iniciaron un juicio contractual a la firma para que cumpla con lo pactado.

Los lotes están situados en inmediaciones de la autopista Rosario-Santa Fe y la ruta provincial Nº 18. Alberto Martínez, abogado que patrocina a los afectados, dijo por entonces que la demanda se inició por unos 100 millones de pesos, cifra estimada sobre las obras que no se concretaron.

La acción judicial se radicó primero en el Juzgado en lo Civil y Comercial de la 15ª Nominación que encabeza Carlos Cadierno, ya que la dirección de la firma a cargo del emprendimiento tiene domicilio en Rosario. Pero el magistrado declaró la incompetencia y la demanda finalmente recayó en la Justicia de San Lorenzo, en el Juzgado de 1ª Instancia en lo Civil y Comercial, a cargo de la jueza Stella Maris Bertune.

“Son más de 120 familias que viven en el predio y, entre otras cosas, pasaron prácticamente todo el invierno con sucesivos cortes de luz y con la energía que no alcanzaba los 150 voltios, lo que hizo que se les quemaran muchos artefactos eléctricos”, explicó en su momento Martínez a la prensa.

En Arroyo Seco
En 2016 también empezaron los conflictos en Arroyo Seco con el emprendimiento llamado Boating. La firma Tierra de Sueños comenzó a vender los terrenos en 2012. Pero tiempo después la gran mayoría de los compradores aún no tenía la posesión de su parcela y no habían podido escriturar.

También denunciaron que las obras de los servicios básicos no estaban en marcha. El predio de Arroyo Seco tiene 55 hectáreas sobre la ribera del Paraná. Cuando salió a la venta, la empresa destacó que el desarrollo contaría con 1.300 lotes, 10 torres de departamentos –que según el proyecto tendrían entre 20 y 30 pisos– y 3 mil camas náuticas. A pesar de la promesa publicitaria de vivir en un lugar confortable y casi paradisíaco, nada de eso sucedió.

FUENTE: El Ciudadano

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.