El Diario La Capital repudia con una editorial los entredichos ocurridos en el concejo de Funes

 

Tras la acalorada apertura de sesiones del Concejo de Funes, en la que unos 250 vecinos expresaron reclamos de todo tipo al intendente Diego León Barreto (PRO) y a los ediles, el acto formal debió ser suspendido por disturbios. Barreto aseguró a medios locales que “había muchos vecinos con reclamos legítimos, desde quienes reclamaban por servicios básicos hasta gente que se inundó, con los que se hacía muy difícil dialogar, pero me puse a disposición”.

En ese contexto, Barreto se distanció de algunos manifestantes y dijo: “Sabemos que hubo una movilización política para desestabilizar nuestro gobierno, porque había cánticos y dichos sin fundamento. El único fin que tenía este grupo de militantes era generar malestar. Si bien meses atrás fueron recibidos, creo que siguen sin entender cuál es la manera de sumar; siguen sin comprender cuál es la nueva forma que eligió el país de hacer política”.

Consultado sobre si se refería a la Junta de Vecinales o a la Multisectorial, el intendente no dejó margen a la duda: “La Junta no; con ellos tengo muy buen diálogo. Pero cuando hablamos de la Multisectorial, no sé qué partidos la integran, de qué barrio y qué vecinos son. Lo lamentable es que este grupo aprovecha estas ocasiones para poder arrastrar a vecinos que vienen con reclamos legítimos”.

“Esta forma de actuar termina diluyendo todo”, dijo, y disparó: “Repudiamos la forma que tuvo esta agrupación para manejarse ese día. Y repudio también el modo en que trataron a los ediles. Fuimos elegidos por el voto popular, en un sistema democrático que algunas de estas organizaciones dicen defender, pero permanentemente acuden a la violencia para manifestarse. Eso es el pasado, el pasado del que a veces ellos reniegan y cotidianamente lo práctican”.

Pequeños grupos. En consonancia, en una carta abierta publicada en su página de Facebook, el edil Rolvider Santacroce (PJ) aseveró que “persisten en la ciudad aún pequeños grupos que dicen llamarse militantes políticos, que en realidad esconden otras intenciones: erosionar constantemente la figura de intendente”.

“Todos los reclamos de la gente son válidos, pero las actitudes agresivas no suman. Los insultos, los agravios y la falta de respeto hacia instituciones no es el camino apropiado”, dijo, y se preguntó: “¿Cuánto falta para que alguien golpee a un funcionario? ¿Cuánto falta para que la ciudad sea testigo de un linchamiento público?”.

Soto voce. Si bien entre los manifestantes pudieron reconocerse las caras de varios actores de la política local, todas las fuentes consultadas señalan a Mauro Míguez (Unidad Popular) como el máximo referente de la protesta. “Fue edil cuatro años y nunca presentó un proyecto de plan estratégico, pero como perdió feo en las últimas elecciones, ahora se acuerda de reclamar uno”, dijeron, y recordaron: “Llegó al Concejo de la mano del PJ y unos meses después armó su partido distrital. Le fue mal y ahora arrastra a los vecinos detrás de su ambición política”.

Siempre en voz baja, las mismas fuentes hicieron referencia a la convocatoria: “Entre los que se manifestaron el martes pasado había gente que no era de Funes. Eran militantes rentados que insultaban a quienes se les señalaba; un grupo de 20 o 30 chicos que nada tenía que ver con los vecinos de Funes”.

12821404_179182189129445_172816654270068147_n

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *