El concejo contra las fiestas clandestinas

En los últimos días, el Concejo recibió la visita de vecinos indignados por la realización de fiestas clandestinas en quintas o casas de fin de semana, particularmente alquiladas solo para ese propósito.

“Acarrean ruidos con vibraciones molestas, tumultos, grescas y vandalismo a altas horas de la noche”, revelaron los ediles.

Por ese motivo, todos los concejales impulsan un proyecto para autorizar al intendente Diego León Barreto a firmar convenios con la AFIP, el Ministerio de Seguridad de la Provincia y Gendarmería, para que dichas fuerzas contribuyan al control de este tipo de eventos.

Si prospera la iniciativa, el Ejecutivo permitirá a la AFIP a realizar en lugares donde se llevan a cabo fiestas sin habilitación municipal, operativos con el objetivo de controlar el efectivo cumplimiento de normas de facturación, la documentación obligatoria, el volumen de operaciones realizadas y la constatación de trabajo registrado.

Además, se acordaría con el gobierno provincial la realización de operativos para controlar el efectivo cumplimiento a la norma que implica la competencia de la constatación de los delitos a la Ley de Estupefacientes.

Por último, Gendarmería participaría en constataciones junto a agentes municipales en las casas donde se llevan a cabo fiestas sin permiso.

“Se debe garantizar los principios constitucionales, tales como la inviolabilidad de la propiedad sin orden judicial ante el allanamiento de la vivienda por parte del Municipio”, cerraron los ediles.

A veces a los concejales les gana la demagogia y, con el fin de quedar bien con algunos vecinos, toman decisiones, por lo menos, imprudentes.

¿Alguien en su sano juicio puede pensar que el propósito de que la Gendarmería haya desembarcado en Funes es que controle fiestas privadas? ¿No es la policía o la COE una fuerza mucho mejor preparada para esos fines? ¿Acaso porque un gendarme acompañe a un inspector se va a desentrañar una trama narco que termine en la detención de otro Delfin Sacarías?

Según  la legislación vigente, Gendarmería es una Fuerza de Seguridad, de naturaleza Militar, con características de Fuerza Intermedia, que cumple su misión y sus funciones en el marco de la Seguridad Interior, Defensa Nacional y apoyo a la Política Exterior. No vemos cómo una fuerza con esa preparación y esos fines, puede estar mejor preparada que un policía o un miembro de la COE para intervenir en una fiesta privada.

Por otra parte, ni el concejo municipal ni el intendente de la ciudad pueden darle órdenes a los gendarmes de intervenir el tal o cual situación porque responden exclusivamente ante, en última instancia, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich.

 

FUENTE: Infofunes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.