Barreto sigue sin atender a los repartidores de la TGI

Increíblemente, los trabajadores repartidores de las TGI debieron volver al Concejo para reclamar una vez más que el intendente Diego León Barreto no los recibe ni les da una respuesta sobre su futuro laboral.

Los trabajadores fueron recibidos por tercera vez por los concejales. El presidente del cuerpo, Carlos Olmedo, les repitió que desde el Concejo más no podían hacer legalmente. Sin embargo, se comprometió a ir personalmente a pedir explicaciones y soluciones al ejecutivo. El miércoles siguiente a la anterior visita de los repartidores, los concejales Míguez, Santacroce y Rímini, junto con representantes del sindicato de municipales, los acompañaron a hablar con funcionarios de la municipalidad, pero sólo obtuvieron justificaciones con poco sustento y ninguna solución. Que sea un concejal del oficialismo esta vez quien lleve el reclamo, abre una pequeña esperanza a unos trabajadores visiblemente agotados de reclamar por sus derechos, por lo que les corresponde, frente a la intransigencia del ejecutivo.

Las trabajadoras presentes en el recinto manifestaron que ya están cansadas de “dar vueltas como una calesita”, que ya están grandes, que tienen una familia detrás que sostener y que no quieren más dilaciones: necesitan recuperar su trabajo y si no, por lo menos, que les digan que no los van a reincorporar, así pueden buscarse otro trabajo.

En esta ocasión se agregó un nuevo problema: según los trabajadores, la recaudación se ha visto seriamente comprometida debido a este conflicto. Este negociado político del intendente -del que ya dimos cuenta en Funes 24- le ha costado caro a las arcas del Estado municipal. Los nuevos repartidores no han hecho su trabajo de la mejor manera y los mismos contribuyentes se han comunicado directamente con sus históricos repartidores para quejarse de que no recibieron las boletas de pago. Por este inconveniente, muchos contribuyentes han pagado fuera de término (o aún no han pagado) y la municipalidad se ha visto forzada a no cobrar las moras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.