Ahora, el Municipio busca «idóneos» para llamar al plan urbano

 

Después de la polémica que se generó porque el Ejecutivo aceptó ad referéndum del Concejo un inmueble de 33 mil m2 en concepto de reserva fiscal por una subdivisión rural del predio que se encuentra sobre la ruta 34S frente al Liceo, que apunta a un desarrollo inmobiliario y comercial y la posterior nota del dueño y desarrollador Carlos Ferroni donde contaba que pretendía construir un gimnasio, una estación de servicio, un centro oftalmológico y lotear un fragmento para comercializar en terrenos de 800m2, el secretario de planeamiento Juan Vincenti explicó la situación y confirmó que el municipio está en tratativas para empezar a armar el mentado plan urbano de la ciudad.

«Hay un vacío legal entre Provincia y Municipio», explicó Vincenti. «Para nosotros ese terreno es rural y para la provincia es suburbano. A partir de eso, el dueño nos pidió una subdivisión rural, le preguntamos al Concejo, nos dijo ‘hagan lo que quieran, pero no pasen ese predio a zona urbana’, así que dimos la subdivisión, que además es un derecho adquirido por ser dueño, con el diseño particular que pedía el dueño, ya que tampoco tenemos una medida mínima de loteo rural», agregó.

funes-300x193

El funcionario municipal contó que, ante esa situación y aunque no era obligatorio, se le pidió una reserva fiscal al desarrollador, que es la donación aceptada ad referéndum del Concejo. «Pedimos la reserva fiscal ahora, que consta de un poco más de tres hectáreas de terreno, más calles y espacios verdes. El dueño lo donó aunque no es obligatorio en este caso, ya que busca acelerar los procesos y mostrar predisposición. Es el primer privado que le deja algo que no es obligatorio dejar a Funes». Incluso, Vincenti detalló que «se pidió la reserva ahora para que sean tres hectáreas juntas y no un fragmento de cada lote, algo que no serviría para nada. Además, se pidió en terreno y no en otra especie, como una obligación de hacer o como la planta de ósmosis inversa, porque ya vimos como terminaron en su momento esas reservas».

Sobre lo que se puede llevar a cabo en ese terreno, el secretario de Planeamiento fue elocuente al explicar que «por la ordenanza 980/14 pueden hacerse desarrollos comerciales en zonas rurales, es decir que la estación de servicio, el centro oftalmológico o el gimnasio, obviamente con los procesos de habilitación correspondientes, pasando por el Concejo, se pueden llevar a cabo», pero que el loteo y posterior venta de terrenos no se podrá hacer porque «sigue siendo zona rural, no urbana, y no vamos a pedir cambio de zona rural a urbana hasta tanto no tengamos plan urbano».

En ese sentido, Vincenti reveló que el Municipio está «buscando idóneos para la coordinación del proyecto de realización de plan urbano», que la situación económica influye («los presupuestos son caros») y que el Ejecutivo se encargará de la parte participativa del proyecto: «En un mes lanzamos una reunión de profesionales de la construcción buscando mejorar la calidad de la profesión y en miras de sacar temas de interés para las futuras reuniones, ya con todas las fuerzas vivas de la ciudad»

 

Fuente: Info FUNES

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.